Página 2 de 6

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 11:06
por Roberto
Os dejo uno de los textos, apropiado para estos días, que he colgado en el grupo de watshap de mi grupo. Tiene un bello y sugerente nombre. Los textos entre corchetes son comentarios mios.


Elogio del aburrimiento


Tememos la soledad y la evitamos. Tratamos de evitar el sentimiento de aburrimiento a los niños o a los que están siendo educados [y en este momento todos estamos siendo educados, todos somos niños, pues nos enfrentamos a algo que desconocíamos, que nos desborda y para lo cual no habíamos sido educados]. ¿Por qué los padres y educadores [y,  también, cien mil ofertas bienintencionadas que recorren las redes sociales] se esfuerzan tanto en evitar el aburrimiento a los niños? [A nosotros] ¿Por qué siempre intentamos llenar su tiempo con actividades y su habitación con objetos y juguetes? ¿Quizás por sentirnos culpables por parecernos que no estamos suficientemente presentes con ellos? ¿Por miedo a que experimenten la soledad de mala manera? ¿A que se aburran si no tienen nada que hacer? De hecho, llenamos a nuestros hijos con regalos y con comida, creyendo que los estamos ayudando, pero de esta manera evitamos que sientan la ausencia y el vacío asociados con el aburrimiento. La ausencia y el vacío que constituyen el espacio para un posible surgimiento de la creatividad. Y aún así los niños llegarán a conocer el dolor de la ausencia. Sería mejor dejarles la posibilidad de estar solos y en silencio, enseñarles a saborear y a manejar la soledad para que, el día en que se sienta la falta y el estado de incompletud y sufran el dolor de la pérdida, descubran que ya tienen una fuerza interior para afrontarla.

Asociamos la soledad con el aburrimiento. Combatimos el aburrimiento y la soledad teniendo siempre algo que hacer. En realidad no sabemos cómo cultivar y alimentar nuestro vacío, pero inmediatamente tendemos a llenarlo con imágenes interiores, con pensamientos, con diálogos imaginarios. Pero así nos privamos de poder escuchar nuestra angustia: ¿de dónde viene?, ¿El aburrimiento que nos asalta, en qué está motivado? ¿Nuestra melancolía, de qué es un signo? Nos privamos de la posibilidad de escuchar nuestras emociones. El vacío dentro de nosotros es también la base de una espera naciente, de un deseo que se abre paso. Tiene algo que decirnos. Debemos escucharlo. La soledad nos enfrenta a una dimensión interior que quizás sea problemática, pero sin quitarla de en medio, sin anestesiarla, sin huir de ella. El aburrimiento es una sensación de repugnancia, de tedio de vivir, debido a la ausencia real o presunta de estímulos interesantes, la repetición monótona de los mismos eventos, la ausencia de motivaciones internas, la falta de gusto por las relaciones. Es una forma de reproche, de aburrimiento, dirigida a los objetos, por estar demasiado apagados, muertos, siempre iguales; y dirigida a los demás seres humanos, por ser aburridos, poco interesantes, banales, superficiales. Sin embargo, estas connotaciones negativas de aburrimiento no son las únicas. Podríamos decir que el aburrimiento es el momento negativo de las grandes preguntas: ¿por qué vivir? ¿Por qué actuar? ¿Quién soy yo? ¿Qué sentido tiene que yo esté aquí?...

La práctica del otium [En latin en el original. Si bien es la etimología de nuestra palabra "ocio", literalmente quiere decir "tiempo libre", "tiempo desocupado") se opone tanto a la pérdida de tiempo como a la prisa. Si el indolente es el que no quiere ser él mismo, el que no se adhiere a sí mismo, el otium surge de la adhesión del hombre a sí mismo y se alimenta de este sentimiento de integridad, adhesión a la realidad y amistad con el tiempo. "El otium es una configuración de ese recuerdo silencioso que es un presupuesto necesario para la percepción de la realidad" (J. Pieper).

En el otium, ese tiempo que se nos escapa constantemente, que se nos roba (¿por quién?), que no tenemos (¿pero se puede "tener" tiempo?), se nos devuelve repentinamente en su dimensión de morada, de casa en la que vivimos. Necesitamos una ecología del tiempo, no sólo del espacio. O, por citar a Paul Celan: "Es el tiempo que es el tiempo". A una concepción y sobre todo a una práctica deshumanizadora del tiempo como productivo porque está dedicado al beneficio, a la experiencia de la fragmentación del tiempo en tiempos sucesivos y apremiantes, al imperativo de la velocidad, a la consigna de la optimización del tiempo, el otium responde habitando el tiempo. Y sabiendo bien que habitar el tiempo también significa habitar el cuerpo, que es el libro del tiempo, y significa habitar con y para uno mismo, haciendo de la paz con uno mismo la base de la construcción de la comunidad. En el otium la experiencia del tiempo es cualitativa más que cuantitativa. El otium también integra en la experiencia temporal la expectativa, la paciencia, la no intervención, la capacidad de seguir los movimientos y los tiempos de maduración y crecimiento de los acontecimientos y otros. En el otium{ el tiempo no sólo está dirigido al trabajo y a la productividad, sino que se convierte en un elemento que trabaja sobre el hombre mismo y lo transforma.

Luciano Manicardi, Ritrovare il tempo, incontrare se stessi

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 12:17
por VITIN
Hola a todos,Salvo al Sr poveda con el que he mensajeado un poco no conozco a nadie del foro(ni de ningun otro budista).Tampoco practicante de nada.Ahora si que es momento de la via.

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 13:45
por eduardo
En referencia a estas últimas reflexiones sobre el aburrimiento, lo que muchas veces lo que de verdad se esconde es un miedo a la vida, un miedo a la experiencia.
El filósofo coreano Byung Chul Han, habla mucho de ello.
De la positivizacion de la vida, y de como la forma de vida actual, nos protege de toda verdadera experiencia.
La experiencia en realidad es un todo entre lo positivo y lo negativo, experimentar por ejemplo la negatividad de la pérdida, es de lo que nos priva la sociedad actual.
Eso nos hace más fuertes, esta sociedad pronosticado, hiperactiva y que priva al ser humano de toda experiencia negativa, en realidad priva al ser humano, del drama de la vida.
Lo positivo y lo negativo deben de interactuan, eso es lo Que Byung, llama alteridad, que en la actualidad se ha sustituido, por el mundo de lo igual, que el llama el infierno de lo igual.
Toda alteridad queda obstruida, y el ser humano queda privado de toda experiencia de la negatividad.
Para Byung, experiencia significa una vivencia que nos transforma, que no nos deja igual, y toda experiencia verdadera tiene su punto de dolor.
EL mundo actual nos ha dejado sin experiencias, tan sólo contabilizados vivencias positivas que no transforman.
Leí a Byung hace años, y fue para mi una gran experiencia, me puso en duda, en una gran duda, me dige a mi mismo, el mundo lingüístico y universo conceptual en el cual, el budismo se transmite, no sirve parra el mundo de hoy.
Hay hoy en día un nuevo paradigma. Que buscamos en el budismo? Si es liberarnos de toda experiencia negativa, es que hemos aceptado la sociedad actual, y sus sistemas de huida, y convertimos la meditación en una forma sofisticada de huida de toda experiencia negativa que nos produzca dolor y sufrimiento.
Creo que la enseñanza indica a vivir plenamente nuestras experiencias, incluida el dolor.
Pata mi es contradictoria la manera de exponer una vía de liberación, como posibilidad de no tener experiencias dolorosas, más en un mundo como el actual que busca irremediablemente paraísos.
De hecho la predicación cristiana del paraíso fue hecha en épocas de dolor, de condiciones de existencia muy duras, su consuelo tenía sentido.
Hoy en día hemos secularizado el paraíso cristianó, si antes se veía como un horizonte utópico que tenía que darse en otra vida, la actual secularizacion de la sociedad ha traido, la búsqueda de ese paraíso utópico, en esta tierra, con posibilidades ilimitadas de autirrealizacion del ego, que sólo trae consigo, ansiedad, hiperaceleracion, y un imperativo de vida plena y felicidad que nos está volviendo locos.
Ahora viene esta caprichosa realidad, a desmontar nuestros sueños ilusorios.
Podemos, ver nuestros temores, nuestros miedos y tantas cosas que nos ocultamos día tras día.

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 14:54
por Pablo
eduardo escribió:
26 Mar 2020, 13:45
Leí a Byung hace años, y fue para mi una gran experiencia, me puso en duda, en una gran duda, me dige a mi mismo, el mundo lingüístico y universo conceptual en el cual, el budismo se transmite, no sirve parra el mundo de hoy.

Hay hoy en día un nuevo paradigma. Que buscamos en el budismo? Si es liberarnos de toda experiencia negativa, es que hemos aceptado la sociedad actual, y sus sistemas de huida, y convertimos la meditación en una forma sofisticada de huida de toda experiencia negativa que nos produzca dolor y sufrimiento.
Creo que la enseñanza indica a vivir plenamente nuestras experiencias, incluida el dolor.
Pata mi es contradictoria la manera de exponer una vía de liberación, como posibilidad de no tener experiencias dolorosas, más en un mundo como el actual que busca irremediablemente paraísos.
Es que no sé quién dice que el budismo trata de evitar las experiencias dolorosas. Y la crítica a la búsqueda del paraíso ya está en el primer discurso que dio el Buda después de despertar.

El budismo busca la liberación de dukkha, que es la sensación de que algo no está bien, un malestar muy fundamental que tiene que ver con nuestra incapacidad de estar en paz con lo que nos pasa. En otras palabras, se trata de hacer las paces con la vida y la muerte.
Eso será actual hoy y dentro de un millón de años.

Lo que dices de vivir plenamente es solo parte de esta práctica: se puede vivir plenamente la vida y lleno de ignorancia (piensa en una estrella del rock metiéndose rayas de cocaína, acostandose con quinceañeras y muriendo a los 30 años en un accidente de coche).

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 17:36
por eduardo
Hola @Pablo entiendo tu comentario,
Sin embargo, yo no he dicho que la vía de Buda, no sea actual y valga para cualquier tiempo.
Me refiero al universo conceptual y lingüístico, las palabras evidentemente son como bloques de hielo, pierden su actualidad.
Si deseamos una verdadera práctica del dharma europea, no debería, a mi entender, que haber ningún problema en soltar amarras del universo conceptual del cual surgieron, y poner nuestra experiencia en nuestras propias palabras, por limitadas que sean serán vivas.
Mientras haya gente que practique, la practica estará viva, y mientras el esfuerzo, por poner en palabras la experiencia, más vivo todavía.
El maestro Dogen dijo aquello de:
Imposible definir, lo que está más allá de las palabras.
En el pincel no debe quedar, ni siquiera una gota de tinta.

Es decir que que nuestro esfuerzo, no debería ser tan sólo conformarnos con las palabras de Buda.

Por lo demás me parecen estupendas, las palabras del bienaventurado por el mundo, no me sirven, será un problema personal mío, que tendré que asumir, pero a día de hoy, no creo que deba romperme la cabeza, con las palabras del bienaventurado, de momento no se que quiere decir cuando se refiere a las divinidades.
No se si se refiere a los espíritus de los muertos. A los dioses de los griegos, o a las divinidades hindúes, que no se si tienen mil o diez mil dioses.

Un cordial saludo

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 26 Mar 2020, 18:10
por Carlos
Roberto escribió:
26 Mar 2020, 11:06
...el otium surge de la adhesión del hombre a sí mismo y se alimenta de este sentimiento de integridad, adhesión a la realidad y amistad con el tiempo..."

Luciano Manicardi, Ritrovare il tempo, incontrare se stessi
:)

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 27 Mar 2020, 10:51
por david
@eduardo el hecho de estudiar o citar las palabras de Buda no significa que no podamos "actualizar" la práctica y encontrar nuestras propias palabras. Curiosamente es algo que el Buda invitaba a hacer (en esas arcaicas escrituras): nada de términos técnicos, traducid todo a las lenguas locales, decía a sus "misioneros". Pero claro, tampoco hace falta ser un friki como @Pablo. Si te sientas y te basta con sentarte, guay.

A mí me gusta tener los suttas como punto de referencia. Algunos textos zen también. Al principio yo tampoco entendía, la redacción es tan enrevesada y las repeticiones se hacen tediosas pero poco a poco he ido entendiendo, por lo menos algunas cosas. Y la verdad es que ese estudio me ha dado mucha independencia y me ha permitido detectar a los "maestrillos" que hay por ahí.

Lo de los dioses, por cierto, es más que nada el telón de fondo. La cosmología que había en su tiempo. Si quieres poner dioses vikingos ahí, pues vale, no cambia en nada el fondo de las enseñanzas.

A modo de anécdota, una manera rápida de ver si un sutta/sutra es Mahayana o Theravada es leer al principio. Si se dice "Estaba el Buda en tal sitio, haciendo tal cosa y vinieron y se juntaron 5 monjes... 15 monjes... 500 monjes" ese es Theravada. Si se dice "y en la punta del dedo meñique del Buda se juntaron 500.000 monjes y los bodisattvas de los tres tiempos, y los devas y Perico de los palotes...." ese es Mahayana :lol:

Con respecto a lo del universo "conceptual y lingüístico" pues es lo que tenemos, chico. Mejor hacer las paces con ello y no complicarse mucho la vida. Decir que la verdad (lo que sea) no se puede explicar con palabras es usar un montón de palabras para nada. Lo que no se puede explicar, mejor dejarlo sin explicar, en inglés se suele decir "keep it simple".

@VITIN casi se me pasa tu micro-presentación. Bienvenido. Si quieres, hay un hilo expresamente para decir hola. Así no se le pasa a nadie. :)

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 27 Mar 2020, 16:01
por Roberto
eduardo escribió:
26 Mar 2020, 17:36
Si deseamos una verdadera práctica del dharma europea, no debería, a mi entender, que haber ningún problema en soltar amarras del universo conceptual del cual surgieron [...]
Soltar amarras de los universos conceptuales siempre es bueno, incluido y sobre todo nuestro propio universo conceptual.

Aquí os dejo otro texto para estos tiempo que a muchos les parecen convulsos, aunque en realidad son normales, solo que ahora le ponemos nombre, y fechas y cifras y ese nombrar nos asusta.

El texto es una breve poesía de Alida Airaghi, nada que ver con el budismo o el zen, pero no solo nosotros tenemos la exclusiva de la sabiduría. :lol:

Se trata de una poesia de Alida Airaghi:

La ferita che dura
se non la tocchi guarisce da sola.
Nel silenzio e la cura:
diffida, diffida de la parola.


Que podría traducirse así

La herida que dura
si no la tocas se cura sola.
En el silencio está la cura
desconfía, desconfía de la palabra.

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 27 Mar 2020, 17:21
por Daido
Coronavirus! COVID - 19! Estamos "En medio del coronavirus". Es que lo habeis olvidado? Estais fuera del tema. Un tema esencial! Volved al tema. Volved al aquí - ahora.

Gracias 🙏

Re: En medio del coronavirus

Publicado: 28 Mar 2020, 11:13
por VITIN
Correcto. Roberto