Biografías de los miembros

Aquí los miembros del foro pueden decir hola.
Responder
Avatar de Usuario
Pablo
Mensajes: 58
Registrado: 26 Oct 2018, 09:44

Biografías de los miembros

Mensaje por Pablo » 04 Dic 2018, 19:02

Copiando la idea directamente del foro en inglés Zen Space, creo que es buena idea tener un tema centralizado donde los miembros puedan escribir una breve reseña biográfica, para que nos conozcamos un poco mejor :)

Y para que no se diga, empiezo yo :P

Me llamo Pablo y vivo en Madrid (España). Estoy casado y soy científico (biólogo y matemático).

Empecé a meditar en 2006 por sugerencia de mi ahora mujer, que pensó que me vendría bien porque soy (era?) bastante nervioso. Al poco acabé leyendo artículos sobre budismo en Internet, y empecé a participar en Bosque Theravada, un foro dedicado al budismo Theravada. También comencé a sentarme con la Asociación Española de Meditación Vipassana y a asistir a retiros de meditación.

En algún momento mi buen amigo David me arrastró al zen y tras varios años de jugar entre las dos escuelas y juntarme con la gente de Boundless Mind Zen, en 2014 acabé conociendo a Jeff Shore, un americano que vive en Kyoto desde hace casi 40 años ya y que organiza retiros en Europa dos veces al año. Encajamos muy bien y desde entonces estudio Zen con él y su "familia", e incluso he ido a visitarle a Kyoto a su casa.

Intento sentarme dos veces al día, unos 40 minutos cada sentada, aunque dependiendo del día no siempre me es fácil sentarme dos veces. Además, intento ir a dos retiros al año, normalmente con Jeff y su gente.
Última edición por Pablo el 12 Mar 2019, 06:32, editado 1 vez en total.
Zazen en Madrid - https://pandazen.es

Jeff Shore - https://beingwithoutself.org

Yudo, maestro zen
Mensajes: 10
Registrado: 03 Dic 2018, 20:58

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Yudo, maestro zen » 07 Dic 2018, 17:41

En 1971, un amigo me consejó la lectura de un libro de Alan Watts en el cual descubrí el Budismo zen. Paradojalmente, en la biblioteca de mis padres, ya habiá libros sobre Milarepa y sobre los maestros zen, que había leido distraídamente. Después de eso, encontré el libro "El Zen y el arte de la manutención de la motocicleta"; después de esas lecturas, mi interés por el Zen inició, y poco a poco, tras las obras de Alan Watts, los de la pareja Shibata y otros, me documenté siempre más sin pero jamás querer ir más allá del a curiosidad intelectual. Sabía vagamente de Deshimaru e del movimiento zen, pero una de las únicas ocasiones que oí de un practicante zen no solo no fué para nada estimulante, y adémas, había elementos de la doctrina budista que no entendía bién y que, por eso, me desalentaban.

Todo eso cambió de repente cuando, alrededor de 1995 leí un manga del autor japonés Sakaguchi sobre una vida romanzada del monje japonés del siglo XIV, Ikkyu. Al fin, cerrando el cuarto libro de la serie, me fue de repente evidente que solo me quedaba que ponerme a practicar zazen.
Me senté a piernas cruzadas, y me quedé sentado por media ora.
Desde eso, busqué un centro zen a donde poder practicar zazen con un grupo. Por fortuna, había un dojo de la AZI a 1000 metros de casa mia. Fui allá y empezé a practicar con mucha dedicación y regularidad.

Pronto me encontré con determinados problemas. Había actitudes que no me parecían sanas. No vamos a discutirlos aquí hoy. Pero, esos mi llevarón a investigar en Internet (que estaba entonces empezando), y así encontré los escritos de Gudo Nishijima que eliminaron todas mis dudas, especialmente en las cuatro nobles verdades. Así me pusé a traducir sus obras en francés, y corresponder con sus alumnos y, luego, con él.
Después de unos años, hube que darme cuenta de que no era sitio para mi, y decidí de irme. Me parecía mejor prácticar solo que quedarme con el grupo AZI y su percebido sectarismo.
En 2003 acompañé a Nishijima en Bélgica para hacerle la traducción simultánea, y luego a Paris y Montpellier. Al fín, le pedí el permiso de ser su alumno. El aceptó y es así que acabé por recibir su transmisión del Dharma (Shiho).

Es así que acabé por ser un "maestro" zen.

Pietro
Mensajes: 1
Registrado: 04 Dic 2018, 22:54

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Pietro » 12 Dic 2018, 21:52

Yo me llamo Pietro empecé a practicar zazen en Savona en Italia con una pareja que estaba afiliada a la AZI y con ello además e la práctica diaria me fui a muchos retiros y campos de verano AZI en toda Europa. Fueron dos personas importantes para mi por su entrega, su sencillez y su desinterés. Siempre se quedaron en los margenes del AZI. Siendo ellosdiscípulos de Roland Rech, casi sin conocer ningún otro "Maestro" pedí la ordenación de monje al mismo y me quedé practicando unos cuantos campos de verano y retiros. La verdad es que entré en un juego bastante poco maduro el juego de hacer como si yo fuera un discípulo y tuviera un maestro. Este papel que yo asumía en el juego no me dejaba ver que en realidad de Roland Rech yo no estaba aprendiendo nada ya que él no tenía nada que enseñarme, y que era yo que me había perdido en esta especie de teatro. Con el tiempo tuve que darme cuenta de la luchas y riñas continuas del ambiente en el cual me había metido y del ridículo de mi pretensión de considerarme u monje Zen para agarrarme a una forma de identidad sin mucho contenido. Esto lo entendí de repente. Cuando empecé a hacerme responsable de mi práctica y dejar de buscar reconocimiento y la aprobación del "Maestro" y de su círculo de discípulos más estricto. Y poco a poco me he liberado de mi forma inicial de entender el en, sobre todo gracias a un renovado esfuerzo en la práctica solitaria en estos últimos años. No tengo rencor con el AZI y con Roland, porqué me permitieron de conocer la práctica y de profundizarla, Me ha ayudado much en estos últimos meses mi relación epistolar con Roberto que me ha llevado al retiro de Azuebar.

Avatar de Usuario
Meiseiko
Mensajes: 1
Registrado: 11 Dic 2018, 09:30

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Meiseiko » 19 Dic 2018, 18:13

Hola, me llamo Gloria, tengo 36 años y soy de Sevilla, aunque vivo ahora en Logroño. Soy trabajadora social, aunque actualmente trabajo de aquí para allá ganándome la vida como puedo.
Mi primer contacto fue en el dojo zen de Sevilla, a los 19 años, pero seguí mi camino por el budismo tibetano. Tras unos años allí vi que no era lo mío y volví a practicar en centros zen en mi ciudad, tanto en el grupo de Thich Nhat Hanh como en grupos de soto zen de Taisen Deshimaru.
Tras mudarme a Gales, pude meditar en un grupo de zen de la rama de Wafu Nishijima, y ahora, de vuelta a España de nuevo, voy un poco a mi bola, aunque me suelo pasar de vez en cuando por un grupito pequeño de la rama de Thich Nhat Hanh de Logroño.
Aparte de practicar, me encanta todo lo relacionado con los estudios budistas: la simbología, la historia, antropología, filosofía...de cualquier rama.
Mis referentes a día de hoy son Dogen, Ikkyu Sojun, Joan Halifax, Brad Warner...También me encanta investigar el papel de la mujer en el budismo.
También soy una apasionada de Japón, la cerveza, el té, el rock y coleccionar playmobils.
¨Al carajo la gloria, los triunfos, el dinero.
Tirado cara al cielo, saborear mi pulgar.¨
Ikkyu Sojun (1394-1481)

Avia
Mensajes: 1
Registrado: 26 Dic 2018, 04:55

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Avia » 26 Dic 2018, 05:32

Hola a todos! Me llamo Nelson y vivo en La Habana (Cuba). Soy redactor de contenidos para Internet, y mi pasión es la narrativa, aunque todavía no puedo llamarme escritor (si tal cosa existe :lol: ).

De niño era muy tímido e introvertido, aunque lleno de energía, y tuve más problemas que amigos pues el bulliyng era parte de mi día a día. Mi vida se resumía a mi cuarto, mis libros y mis problemas familiares. Además, padecía trastorno obsesivo compulsivo, problemas de ira y de concentración, mi autoestima estaba por el piso y... bueno, puedo resumir mi pasado como gris, solitario e inestable. Solo yo sé el infierno escondido en ese niño de apariencia normal.

A los 16 estuve en un hospital de día: una clínica de psicoterapia grupal. No duré mucho tiempo, porque habría perdido el año. Pero algo se quedó conmigo de esa etapa, un gatillo que dispararía mi vida hacia delante: los ejercicios de relajación que allí aprendí. La curiosidad (y mi incapacidad para relajarme, a pesar de los ejercicios), me llevaron a investigar. Como era indisciplinado, inconstante y regado, no me tomaba en serio nada. Quería resultados inmediatos y, como no los conseguía, investigaba más y más, y saltaba de una cosa a la otra. Descubrí el entrenamiento autógeno, el yoga, la PNL... y, de hecho, muy al principio del camino descubrí el anapana-sati, que no valoría en toda su importancia hasta hace relativamente poco. Así todo, hubo un cambio. Lento y gradual, pero cambio al fin. Tardé más de 5 años en ver pequeños resultados. Mi principal herramienta eran los ejercicios de PNL. Pero mi inconstancia y falta de disciplina no me permitían progresar al ritmo que esperaba.

Entonces, un día me propuse desarrollar mi disciplina, mi concentración, para ser capaz de hacer mis ejercicios de PNL con constancia y así obtener resultados. Me leí un libro llamado "Cómo meditar" de un tal LeShan. El libro no está malo, de hecho, una excelente introducción a la meditación. Leyéndolo fue cuando, por primera vez, aprendí y reflexioné sobre esa otra realidad: la que trasciende lo conceptual. Y también comprendí que la meditación no tenía que ser necesariamente un relax, sino un ejercicio duro donde había que poner todo mi empeño y voluntad. De las técnicas de meditación descritas en el libro, la que más adecuada me pareció era, curiosamente, aquella a la que años atrás no había tomado en toda su importancia: anapana-sati. Empecé a practicarla a diario. Los resultados eran demasiado rápidos. Sin embargo, me costaba concentrarme, así que me pregunté: ¿no habrá "trucos" para concentrarme mejor?

Y así empecé a leer sobre Zen.

Desde entonces he cambiado mucho. Más que con aquellos otros caminos que había probado con anterioridad, incluyendo la PNL. Por desgracias, el Budismo Zen en Cuba es practicamente desconocido (lo popular aquí es el Nichiren). Tenemos un dojo al que van unos cuántos y, desde hace poco, un maestro (antes, tenía que venir uno de Japón todos los años, para la sesshin). Así que no puede hablar de una vinculación al zen. Pero no me importa: lo practico regularmente y la verdad no conozco nada más avanzado que eso... aunque reconozco que palabras como "avanzado" o cualquier otra por el estilo son banales para describir al Zen, porque para el Zen no hay palabras, la verdad.

Actualmente, practico la meditación usando la técnica Vipassana, que aunque es india y pertenezca a la Theravada, no es más que zazen. Lo que me gusta es el método, que a mi persona se adecúa muy bien. Le da orden a mi desorden, y eso, en mi caso, es la panacea. Es curioso experimentar el budismo desde dos ramas distintas, aunque en esencia iguales, pues su diferencia es como la diferencia entre el aire de La Habana y el de Estocolmo: más menos frío, aquí o allá, pero aire. Y eso me ha abierto aún más las perspectivas. Pero algo, quizás apego, quizás amor, me hace girar siempre al Zen, y ver la Vipassana desde el Zen. En fin, no sabría describirlo ahora, aunque no creo que haga falta. Ustedes me entienden!

Y bueno, no escribo más que ya mi bio está bastante larga :lol: Espero poder intercambiar y, quién sabe, hacer alguna que otra amistad en este foro. Saludos!

Daido
Mensajes: 29
Registrado: 14 Ene 2019, 13:46

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Daido » 16 Ene 2019, 19:50

Empecé a practicar con los lamas, en el año 80 exactamente. Ahora tengo 66 años. El ya fallecido Lama Gendum me dio un gran impulso. Tambien el ya fallecido Lama Jampel me produjo una honda impresión. Soy afortunado por haberles conocido. Aun hoy me siento acompañado por ellos. El resto de los Lamas no me produjeron un gran impacto. En el 84 hice un viaje a la India, de un mes y medio, lo que fue suficiente para saber que el budismo tibetano no era lo mío. Había recibido "altas iniciaciones" de Tantra. Hice algunos retiros, solo y acompañado. Seguí los rituales, las sadhanas, los "compromisos", hasta donde pude, sin obtener ninguna "realización". Mala suerte. En la próxima vida lo conseguiré.

No tuve que esoerar a otra vida. Dos años después, entré en el Zen. Ya conocía algo, de la escuela de Deshimaru, pero ese Zen fue tan decepcionante como la experiencia tibetana. Esta vez me hice discípulo de la maestra Zen Ana María Schluter. Tomé el koan Mu, y nueve meses después, tuve una profunda experiencia de kensho, del modo que menos esperaba. (He escrito un libro donde lo cuento en detalle). Esa experiencia transformó mi vida por completo.

A partir de ahí inicié en entrenamiento con los koans. Pasé quinientos. Para ser maestro Zen, había que pasar 600. Yo deseaba ser maestro a toda costa. Precisamente por eso, decidí abandonar. Ser maestro no es algo que deba desearse. Si se desea es un ego trip más. Dejé la maestra y decidí seguir la busqueda.

Me embarque gacia USA, a la escuela de Phiippe Kapleau. Me hice discípulo de Bodhin Sensei, su heredero dharma, y practique bajo su dirección 4 años. Pasé mas koans. Me dio permiso para dirigir sesshin, y recibir a personas en entrevista privada. Durante un par de años levanté un pequeño centro, hicimos sesshins, zazenkais y demás. Luego la cosa se truncó. Lo intenté de nuevo, con el mismo resultado. Al tercer intento, abandoné. Hoy me alegro de haberlo hecho: nunca seré maestro. Bien está lo que bien acaba.✌

En el 2004 decidí conocer Japón, e hice el primer viaje. En total fueron seis. Tuve la fortuna de entablar contacto con Tangen Harada Rishi. Pasé dos meses con él (no podía estar mas tiempo) Roshi Sama me enseñó mucho, tanto que tras él, no he tenido ya mas que contactos esporádicos con maestros. Sus ultimas palabras para mi fueron: siempre estoy contigo. Fallecio en el 2015, sin dehar herederos.

En el 2013 me jubile como profesor de Instituto. Desde entonces vivo en retiro de forma imtermitente. Practico la contemplación, y me dejo guiar por el maestro interior. Ese es el mayor de los retos, buscarlo y dejarse guiar. Es mi único propósito, seguirle en todo lo qye proceda. Y él me guía, momento a momento. Mi unico propósito es seguirle y serle fiel.

Y está todo dicho. Saludos.

🙏

Igualdepronto
Mensajes: 3
Registrado: 12 Feb 2019, 11:21

Re: Biografías de los miembros

Mensaje por Igualdepronto » 12 Feb 2019, 12:11

Buenas a todos! Mi historia con el Zen es tan breve como intensa. Como Maiseiko, soy Trabajadora Social y bueno, durante varios años debido a un cúmulo de circunstancias personales, en el trabajo lo pasaba francamente mal, empatizaba con las personas de una forma perjudicial para mi salud mental y sufría muchísimo con las injusticias y la falta de humanidad. Digamos que era una persona completamente infeliz fuera y dentro del trabajo, porque todo esto como es obvio, me lo llevaba a casa.

Terminé odiando a la humanidad, hasta que un buen amigo me introdujo poco a poco en la filosofía oriental, el budismo y el tao. Leo mucho y medito poco, para ser sincera. Probé la Nueva Tradición Kadampa pero no me gustó, dentro de mi ignorancia la vi muy personalista y sectaria, así que me inicié en el zen y llevo un año meditando y leyendo.

El budismo zen ha conseguido que pueda convivir con mi trabajo, que tenga un mayor equilibrio emocional y en lo personal siento que cada día es un aprendizaje, soy más calmada, menos déspota y pesimista, y más respetuosa y amorosa (o eso creo, jjjjj)

Salud y besos para todos!

Responder